Silencio, se rueda: introducción básica a la subtitulación

Hace unos días, a través de mi correo electrónico-barra-consultorio (ojo, lo digo sin acritud, es un placer recibir consultas), se pusieron en contacto conmigo un par de personas para preguntarme acerca del subtitulado. Aunque no soy un experto consagrado en la materia, sí es cierto que siempre me ha llamado la atención y me ha gustado. Además, he recibido formación y subtitulado tanto profesionalmente como por puro ocio en mi tiempo libre (ahora con tantas series y cortos sueltos en la Red, de vez en cuando todo el mundo hace sus pruebas).

El asunto es que estas personas pidieron consejo sobre cómo empezar, tanto desde el punto de vista de pautas operativas básicas de subtitulado como en materia de herramientas de software para subtitular. Finalmente, he decidido dar la respuesta en voz alta a través del blog. En esta entrada incluyo también unas notas bibliográficas por si alguien quiere echar un vistazo, aunque algunas de las pautas que apunto las recuerdo de mis primeros encuentros con el subtitulado allá en el año 2003 en Londres.

En cuanto al software, me pareció que como la cuestión era iniciarse, lo mejor era recurrir a un programa gratuito que ofrezca funciones básicas de subtitulado, de ahí que recomiende Subtitle Workshop en lugar de herramientas profesionales como WinCAPS. En Internet existe gran cantidad de documentación sobre Subtitle Workshop (además de la propia ayuda del programa), pero, en pocas palabras, se trata de una aplicación que te permite cargar un vídeo y hacer manualmente el spotting insertando los subtítulos con teclas de método abreviado para, finalmente, introducir el texto en cada subtítulo. De forma predeterminada Subtitle Workshop no ofrece un sistema de comprobación de caracteres por línea ni duración de los subtítulos en pantalla parecido al de los sistemas de pago, pero me parece que para empezar es una herramienta adecuada, porque los procesos principales se asimilan con mucha facilidad. No obstante, como se puede observar en los comentarios de esta entrada, otros profesionales como David Diéguez recomiendan usar otras herramientas como, por ejemplo, VisualSubSync Mod.

Por cuanto respecta a las pautas de subtitulado, como he dicho arriba no soy un erudito en la materia, así que, además de a mi propia experiencia y conocimientos, he recurrido a las referencias disponibles al final para hacer una recopilación de 10 indicaciones o consejos acerca del subtitulado que los principiantes pueden tener en cuenta como punto de partida. Por otra parte, os invito a leer alguna de las miles de obras de referencia disponibles en el mercado. Cualquiera de las publicaciones específicas de Jorge Díaz Cintas al respecto sería una buena opción. Hechas estas aclaraciones, aquí va la respuesta en voz alta a la consulta sobre las pautas básicas de subtitulado:

1 El subtitulador es el encargo de la segmentación (spotting) y la traducción de los subtítulos, que deben reflejar el ritmo de la película. La entrada y salida de subtítulos debe sincronizarse, en medida de lo posible, con la propia voz. No obstante, el subtítulo debe aparecer 0,25 segundos después de escucharse la voz en pantalla. Entre subtítulo y subtítulo, debe haber al menos cuatro fotogramas de separación para que se perciba el cambio. Finalmente, los subtítulos no deben permanecer en pantalla más de 2 segundos tras finalizar la voz.

2 Los subtítulos deben reflejar toda la información escrita en las imágenes (avisos, carteles, etc.) que puedan aportar matices al significado global transmitido por el conjunto de imagen y diálogo. Asimismo, en los propios subtítulos debe tratar de plasmarse la información cultural que resulte relevante para la compresión del mensaje transmitido en el film.

3 Los subtítulos deben coincidir con los cambios de plano o escena, así como los cambios temáticos significativos en pantalla. Las voces en off (personajes que no se ven en pantalla) también se subtitulan y, para diferenciarlas, deben marcarse con el formato de texto en cursiva.

3 Deben utilizarse estructuras sintácticas sencillas, y los subtítulos deben conformar estructuras gramaticales completas. En un subtítulo, no se deben separar las palabras, se debe tratar de separar las líneas del subtítulo coincidiendo con comas y puntos, o bien, por las conjunciones. El final de un subtítulo debe marcarse con punto.

4 Un subtítulo completo de dos líneas con entre 14 y 16 palabras no puede permanecer en pantalla más de 6 segundos. En el caso de los subtítulos completos de una línea con entre 7 y 8 palabras pueden y deben permanecer un máximo de 3,5 segundos. En el caso de los subtítulos de una sola palabra, deben permanecer en pantalla un mínimo de 1,5 segundos.

5 El máximo de líneas por subtítulo es 2. El número de caracteres por línea no debería superar los 35. En cuanto a color y fuente del texto, se recomiendan fuentes Serifs como Arial en un color blanco hueso (que no sea #fff). La alineación del texto será centrada, salvo en los diálogos, en los que el texto (incluido el guión de apertura) se alineará a la izquierda.

6 Es mejor un subtítulo con dos líneas cortas de tamaño proporcional que uno con una línea larga. En caso de usar dos líneas no proporcionales, la superior debe ser más corta que la inferior. Cuando hay un diálogo entre personajes, cada línea corresponde a un personaje y además, éstas comenzarán con un guión y un espacio para marcar el inicio del diálogo.

7 Salvo en circunstancias extraordinarias, el bloque de subtítulos debe colocarse centrado en la parte inferior de la pantalla, con una separación de 1/12 del tamaño total de la pantalla con respecto a la parte inferior

8 Debe evitarse la repetición de nombres y elementos comunes que puedan interpretarse sin que deban ser siempre subtitulados. Cuando sea posible, para ahorrar espacio, deben usar siglas y acrónimos, así que los pronombres siempre que sea posible.

9 En el caso de subtítulos correspondientes a monólogos largos, la continuación del subtítulo se marca con tres puntos suspensivos al final del mismo y tres puntos suspensivos al comienzo del siguiente. En este punto, hay subtituladores que sostienen que la ausencia de punto ya marca que el texto sigue, por lo que no consideran necesario invertir los caracteres en puntos suspensivos.

10 Literalidad en palabras fácilmente reconocibles. En el caso de nombres propios como puntos geográficos o nombres de personas e incluso en el caso de palabras extremadamente similares en la lengua de partida y llegada, se recomienda encarecidamente subtitular de forma literal, puesto que al reconocerse la forma, el espectador espera una determinada traducción que, de no encontrarse, resulta en una sensación de error.

Bueno, como ya he dicho, esta recopilación cubre nociones muy básicas y el subtitulado tiene mucho más intríngulis. La formación, la consulta y la práctica (me temo que en ese orden) hacen al maestro, así que si os animo a todos los que no hayáis hecho nunca subtitulado a probar y, a los que tenéis experiencia, a compartir con el resto todo lo que consideréis imprescindible que se me haya escapado.

Un saludo a todos.

Atentamente,

Álvaro

– Recomendación musical: The Wombats, Moving to New York. De los temas que te animan para arrancar el día.

Referencias bibliográficas

– Díaz Cintas J, Teoría y práctica de la subtitulación: inglés / español, Barcelona, Ariel, 2003.

– Karamitroglou Fotios, A Proposed Set of Subtitling Standards in Europe (1998). Available at: http://translationjournal.net/journal/04stndrd.htm

– CESyA, Buenas Prácticas. Available at: http://www.cesya.es/es/normativa/buenas_practicas
– ESIST European Association for Studies in Screen Translation, Code of Good Subtitling Practice (1998). Available at: http://www.esist.org/ESIST%20Subtitling%20code_files/Code%20of%20Good%20Subtitling%20Practice_en.pdf

Anuncios

Complementos indispensables para SDL Trados Studio

Hola a todos y, como ya es costumbre, perdón por haber tardado tanto en escribir de nuevo. Entre unas cosas y otras, el blog siempre se va quedando el último en la lista de prioridades. Feliz año 2012, por cierto.
Bueno, para retomar el hilo de post anteriores acerca de SDL Trados Studio que tanto parecen haber gustado al personal, me dispongo a recomendar rápidamente tres complementos o plugin esenciales para esta aplicación (versión tanto 2009 como 2011) desde mi punto de vista. La verdad es que los complementos permiten incorporar al programa las mejoras que necesita en diferentes funcionalidades que se echan en falta en las versiones completas del programa. Se trata de módulos adicionales gratuitos (en este caso) disponibles en la página de aplicaciones abiertas de SDL que podemos ejecutar de forma integrada con SDL Trados Studio. Sinceramente, creo que todo el que trabaje con Studio a menudo debería conocerlos (mis compañeros y los freelancers con los que trabajo los conocen y están más satisfechos con el rendimiento de Studio desde que los utilizan) y personalmente considero que en la instalación de ningún traductor o revisor deben faltar los siguientes:

a. SDL XLIFF Converter for MS Office: se trata del complemento más importante para la herramienta, puesto que permite al traductor realizar las comprobaciones más prioritarias de su trabajo, es decir, pasar los correctores ortográfico y gramatical. Aunque Studio 2011 ya integra el corrector ortográfico de MS Word, no integra el gramatical. Este complemento genera un documento de MS Word bilingüe que podemos corregir y modificar para a continuación, importar los cambios directamente a Studio (podemos definir el estado de los segmentos, etc.). Además de la seguridad que proporciona el hecho de poder usar los correctores de MS Word, este complemento abre también otra vía muy interesante, la de la interoperabilidad. Dado que la traducción se exporta a MS Word y luego todos los cambios pueden importarse fácilmente, personas que participen en, por ejemplo, un proyecto en grupo, podrían traducir manualmente en el archivo exportado de MS Word, ya que finalmente su trabajo podría incorporarse al proyecto general importando su traducción a través de SDL Xliff Converter. Esto representa, por tanto, una forma de acceder a trabajos que exigen Trados Studio sin que necesariamente tengamos que dominar a fondo (ni tener) la propia herramienta. Obviamente, se trata de una solución temporal y de emergencia en algunos casos, pero no está de más saberlo.
b) SDL Batch Find/Replace: una de las limitaciones que han tenido las herramientas de SDL hasta la fecha (Trados Workbench, SDL-X y SDL Studio) es la incapacidad para aplicar cambios lingüísticos a varios archivos que pertenecen al mismo lote desde la propia interfaz de traducción. En el caso de la suite 2007, el asunto se solucionó con el magnífico Transistor que algunos conoceréis y que funciona a las mil maravillas con SDL-X. Para ofrecer una funcionalidad parecida, se ha diseñado SDL Batch Find/Replace, que permite realizar operaciones de búsqueda y reemplazo, cambio de estado, bloqueado y desbloqueo, etc. en varios archivos al mismo tiempo sin necesidad de tener que abrir cada uno de los archivos del proyecto de trabajo de SDL Trados Studio. A mí me parece muy práctico para aplicar cambios generales y realizar comprobaciones de última hora.
c) SDL XLIFF Split/Merge: ¡cuántas veces hemos recibido un archivo gigante con miles de palabras que necesitábamos dividir para repartirlo entre los miembros del grupo trabajo o recursos de producción! Hasta la publicación de este complemento, la tarea de dividir los archivos sdlxliff de Studio en partes se debía hacer de forma (peligrosamente) manual, o bien, no hacerse como tal (sino especificando hasta dónde había que traducir). Afortunadamente, este complemento te permite especificar cómo quieres dividir un archivo sdlxliff (en función del número de palabras, estados, etc.) para, posteriormente, volver a unirlo cuando esté traducido y revisado. Personalmente, a mí me ha resultado muy práctico para primero dividir un archivo en partes, crear un proyecto nuevo con esas partes y finalmente sacar paquetes de Studio individuales para cada una de las partes divididas anteriormente (de esta forma, la precisión es mucho mayor que con otros métodos alternativos). Es un complemento especialmente útil para la gestión de proyectos grandes que han de externalizarse. Eso sí, esta aplicación permite dividir un archivo y luego fusionarlo (usando el archivo de información que se crea, es importante no perderlo), pero no al revés: no se pueden fusionar archivos diferentes y después separarlos, en este caso, lo mejor es añadirlos a un proyecto y fusionarlos durante la creación.
d) SDLXLIFF Compare: por último, llegamos a un complemento que me gusta porque te permite aprender. ¿Por qué? Todos necesitamos ver en qué fallamos, qué debemos corregir, etc. Esta aplicación te permite comparar dos versiones de un archivo sdlxliff (por ejemplo, traducción y revisión) y generar un informe en que se aprecian fácilmente los cambios realizados. A mí me gusta para en algunos casos pasar informes de sus cambios a los traductores externos, pero, sobre todo, lo uso a menudo para comentar las traducciones con los traductores noveles de la oficina, puesto que es la mejor manera de que sepan cuáles son sus fallos y dónde los cometen. Esta función ya estaba en otras herramientas CAT e incluso en el propio SDL Tardos Studio en forma de control de cambios; no obstante, me parece que poder disponer de informes detallados independientes en HTML resulta mucho mejor.

Hasta aquí hemos llegado con los complementos. Realmente, como he dicho al principio, esto es sólo una pequeña selección de mis favoritos. Os recomiendo visitar SDL OpenExchange de vez en cuando puesto que hay varios desarrolladores que publican nuevos complementos de cuando en cuando.

Un saludo a todos y gracias por vuestra atención.
Atentamente,

Álvaro